Skip to Content

Intensa ola de calor se sentirá en la mayor parte del sur de Estados Unidos

<i>
Etsy

Alejandra Ramos

(CNN) — Las temperaturas récord que se esperan en el suroeste que fue devastado por el fuego seguirán empeorando la sequía cada vez más profunda, y crearán condiciones difíciles para combatir incendios, ya que una intensa ola de calor se sentirá en la mayor parte del sur de EE.UU. este fin de semana.

“Esperamos temperaturas por encima de lo normal y lo que eso significa para los incendios son condiciones generalmente inestables”, dijo a CNN Todd Shoemake, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional (NWS) en Albuquerque, Nuevo México. “Entonces, si comienza a ver el crecimiento del fuego, muchas veces puede volverse bastante explosivo y ganar energía y calor muy rápidamente”.

Incendio forestal arrasa con 20 casas en el sur de California en apenas horas, mientras las autoridades urgen a evacuar

Las ciudades de Albuquerque, Santa Fe y Roswell, Nuevo México, tienen el potencial de empatar o romper récords este fin de semana y a principios de la próxima semana, lo que hace que las condiciones climáticas en el incendio forestal Calf Canyon/Hermits sean aún más graves.

Es posible que las temperaturas no alcancen niveles récord en el sur de California, donde las comunidades aún están siendo evacuadas por el incendio costero de esta semana. Aún así, muchos en la región estarán al menos diez grados por encima de lo normal. Cuando se combina eso con ráfagas de viento, genera condiciones extenuantes para los bomberos que ya están muy ocupados este año.

“Las altas temperaturas son difíciles para nuestros bomberos”, dijo Isaac Sánchez, jefe de comunicaciones del batallón de CalFire. “Solo existir en esas condiciones es más difícil. Nuestra capacidad para combatir un incendio durante mucho tiempo y la resistencia de nuestros bomberos se ven afectadas”.

“Cuando ocurre tan temprano en mayo, lleva tiempo aclimatarse. Pero debemos estar preparados para combatir incendios en todo momento”, añadió.

Sánchez destaca que el combustible (la vegetación) está listo para quemarse mucho antes de lo normal en el año, “un efecto de la sequía y también del cambio climático”.

Otros factores también están en juego, incluidos los niveles de humedad muy bajos y las ráfagas de viento. En Santa Barbara, California, se espera que las temperaturas del viernes estén al menos 10 grados por encima de lo normal con ráfagas de viento de entre 46 y 64 km/h, además de niveles de humedad por debajo del 25 por ciento.

Los bomberos combaten el incendio en Coronado Pointe en Laguna Niguel, California, el 11 de mayo.

“Las altas temperaturas durante el día y la menor humedad significan que el combustible reaccionará más rápido y más fácilmente”, dijo Sánchez a CNN. “Crea un lecho de combustible más receptivo”.

Esencialmente, el calor y la baja humedad combinados crean un ambiente más hospitalario para que crezcan los incendios.

Las altas temperaturas durarán hasta bien entrada la próxima semana, cuando los vientos se levantarán nuevamente, lo que empeorará aún más el peligro de incendio.

“Habrán ráfagas de viendo el lunes y posibles condiciones climáticas críticas de incendio críticas en algunas áreas el martes”, advirtió la oficina del NWS en Albuquerque el viernes por la mañana. “Luego, los vientos se fortalecerán durante la mitad y la última mitad de la semana, lo que provocará que las preocupaciones por el clima de incendios se generalicen cada vez más”.

Actualmente hay nueve grandes incendios activos en los estados del sur de EE.UU. y hasta ahora han quemado más de 121.405 hectáreas. Se espera que todas menos dos de esas grandes ubicaciones de incendios experimenten temperaturas casi récord en algún momento de los próximos siete días.

Cualquier mejora en las condiciones del viento o en los niveles de humedad será extremadamente útil para los bomberos que esperan aumentar la contención de incendios en la próxima semana.

Pero no es solo el desierto del suroeste el que verá niveles de calor récord; en muchos estados de la Costa del Golfo, que en gran medida se han librado de lo peor del intenso calor hasta ahora, las temperaturas comenzarán a subir este fin de semana.

El calor se expande por el sur de EE.UU.

Desde Arizona hasta Louisiana, se espera que más de una docena de ciudades rompan temperaturas récord este fin de semana. Desde Phoenix hasta Amarillo, Texas, se espera que esos récords alcancen los tres dígitos.

Sin embargo, esta ola de calor también se expandirá y extenderá hasta la próxima semana. Algunas áreas de Texas podrían romper récords diarios de altas temperaturas todos los días durante al menos los próximos siete días.

Las altas temperaturas provocaron que seis instalaciones de generación de energía se desconectaran, lo que resultó en una pérdida de electricidad, según un comunicado emitido por el Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas.

“Pedimos a los texanos que ahorren energía cuando puedan, ajustando sus termostatos a 25°C (78°F) o más y evitando el uso de electrodomésticos grandes (como lavavajillas, lavadoras y secadoras) durante las horas pico entre las 3 p.m. y las 8 p.m. durante el fin de semana”, dijo el CEO interino, Brad Jones, en el comunicado.

Según el comunicado, el clima inusualmente caluroso impulsa una demanda récord en todo el estado.

A partir del domingo, Roswell, Nuevo México, y Midland y Odessa en Texas verán altas temperaturas de hasta 37°C (100°F) y permanecerán allí hasta al menos el jueves de la próxima semana.

Para gran parte del este de Texas, Oklahoma, Arkansas, Mississippi y Louisiana, la preocupación no son solo las temperaturas en sí, sino el período prolongado de tiempo en el que el calor se mantendrá.

“Esta será la última semana de clases para muchos de nuestros niños locales y la temperatura del aire será más de julio que de mayo”, dijo la oficina del NWS en Shreveport el viernes por la mañana. “Los máximos promedio están entre los 26°C (80°F) para mediados de mayo, pero estaremos unos bueno diez grados por encima de eso cada día. Sin duda, a medida que el suelo continúa secándose, algunas lecturas superiores de 32°C (90°F) se vislumbrarán por encima de los niveles récord para el próximo viernes.”

Cualquiera que esté afuera este fin de semana debe tomar precauciones adicionales.

“Tenemos condiciones muy secas que se esperan durante el fin de semana con muy poca humedad”, dijo Shoemake a CNN. “Así que combinas el calor con esas condiciones muy secas, la deshidratación realmente puede convertirse en un problema rápido. Y si estás al aire libre, ya sea que estés trabajando o haciendo ejercicio, tómate muchos descansos frecuentes”.

Derek Van Dam, Amy Simonson, Taylor Ward y Sharif Paget de CNN contribuyeron a esta historia.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content