Skip to Content
Noticias

REPORTAJE ESPECIAL: Cáncer de seno y cuello uterino entre las mujeres latinas

El cáncer de seno es el segundo cáncer más mortífero entre las mujeres. En primer lugar está el cáncer de pulmón, de acuerdo a la Sociedad Americana de Cáncer.

Teresa Camacho, residente de Chualar, fue diagnosticada con ambos y al mismo tiempo.

“Uno dice que está preparado, dices ah yo estoy preparada pero no es cierto”, dijo Camacho.

Camacho dijo que todo comenzó en 2011 cuando empezó a sentir sus senos diferentes.

“La aureola del pezón cambió de color, sentía como unas punzadas, a veces sudoraciones en la noche y el pezón se invirtió, se metió”, dijo Camacho.

Un doctor le dijo que tenía un pre cáncer y le realizaron una mastectomía, la cual es una cirugía para extirpar el tejido mamario.

“En el 2017 volvió a regresar en el mismo seno y en el mismo lugar, el doctor dijo otra vez que era un pre-cáncer pero dijo ya regresó dos veces deberíamos darte un tratamiento”, dijo Camacho.

Entonces ella dijo que se sometió a un tratamiento que consistió de 30 radiaciones.

“Parecía que todo estaba bien”, dijo Camacho.

Pero la realidad era otra.

“Al año de la radiación empiezo a sentir unas molestias en el pulmón y uno tiene como un sexto sentido que te dice algo no está bien”, dijo Camacho.

Fue entonces cuando los medicos encontraron tres cancerígenas en su pulmón.

“Ahí empezó mi calvario, ya era una metástasis que se había ido al pulmón”, dijo Camacho.

Según estadísticas, una de cada ocho mujeres es diagnosticada con cáncer de seno al año.

Una cifra que ha estado creciendo con el paso del tiempo y algo que cada vez es más frecuente entre mujeres menores de 50 años.

Por eso, el Doctor Familiar de la Clínica Taylor Farms en Gonzales, Steven Harrison, recalcó la importancia de realizarse una mamografía.

“La Sociedad de Cáncer recomienda que se empiece el mamograma empezando los 40”, dijo Harrison.

Entre 2015 y 2016, en el Condado de Monterey se registraron 2344 casos de cáncer de seno. En el Condado de Santa Cruz 1323 y en el Condado de San Benito 307.

Pero el cáncer de seno y del pulmón no es el único cáncer cobrando las vidas de mujeres.

Tambien existe el cáncer cervical o cáncer de cuello uterino.

Este está asociado con el virus de papiloma humano o VPH, una enfermedad de transmisión sexual.

“Es un crecimiento de las celulas que crezcan en un lugar que cambia muy rápido, esto es en el cuello de la matriz en la boca de la matriz”, dijo Harrison.

Una enfermedad que se puede prevenir, según el doctor Harrison, con la vacuna contra el VPH.

Pero lo más alarmante sobre este tipo de cáncer es que las mujeres están siendo diagnosticadas con esto en una etapa muy avanzada y afecta mayormente a las latinas.

Se estima que 9 mujeres hispanas de cada 100,000 son diagnosticadas con cáncer cervical a comparación con 7 de cada 100,000 mujeres no hispanas.

“La razón de hacer un examen como la mamograma o el papanicolau es porque hay síntomas muy tarde, si tiene síntomas del cáncer del cuello de la matriz habría empezado a entrar a otros órganos

internales, habría causado anemia, dolor en los huesos, es muy tarde en el curso de la enfermedad”, dijo Harrison.

De acuerdo al Instituto Nacional de Latinas para la Salud Reproductiva, el 85% de las mujeres que mueren a causa de cáncer de cuello uterino nunca se realizaron la prueba del papanicolau.

Expertos dicen que varias latinas no se hacen esta prueba por las mismas razones que no se realizan una mamografía, miedo por su estatus migratorio, barreras de lenguaje, vergüenza y por no contar con un buen seguro medico.

Camacho dijo que afortunadamente, ella cuenta con Medi-Cal. Pero explicó que este seguro medico funciona diferente a un seguro privado.

“Siempre tiene que ser tu doctor primario el que da la autorización, para todo tiene que ser el doctor primario el que diga”, dijo Camacho.

Un aspecto que algunos creen podría ser la causa de que varias enfermedades no esten siendo detectadas a tiempo.

“Si yo pedí que me hicieran un chequeo del pulmón para que lo evaluaran porque me hace falta el oxígeno si el doctor primario dice no es no pero si el doctor da luz verde se hace”, dijo Camacho.

Afortunadamente, existen otras opciones para mujeres que no cuentan con los recursos necesarios para realizarse una prueba de detección de cáncer cervical o de seno.

Por ejemplo el Centro de Control y Prevención de Enfermedades brinda pruebas de detección de bajo costo para toda aquella que reúna los requisitos como no tener seguro medico o ser de bajos ingresos.

A nivel local tambien hay varios recursos disponibles.
El Hospital Salinas Valley Memorial y sus clínicas cuentan con el programa Every Woman Counts o “Cada Mujer Cuenta” el cual brinda exámenes de detección de cáncer de seno y cervical a las mujeres que no cuentan con recursos suficientes.
Además, dentro del centro de recursos de cáncer de este hospital tambien brinda tarjetas para gasolina, pelucas gratis y mascadas para las mujeres que no pueden cubrir estos gastos durante su tratamiento.

Por su parte, Camacho escuchó una noticia hace algunos días que le ha regresado la sonrisa.

“Gracias a dios el día 9 de septiembre me dieron una noticia tremenda que ya no había cáncer, que yo considero que es un milagro porque ante los ojos de los medicos metástasis no se cura”, dijo Camacho.

Por esto, Camacho le envía un mensaje a todas las mujeres.

“Que enseñen a conocer su cuerpo, su cuerpo es muy sabio y no sabe decir cuando algo no está bien y sin esperar, que no te importe el trabajo que no te importe que el marido, cualquier cosa que sea menos importante que tu salud”, dijo Camacho.

El Hospital Salinas Valley Memorial llevará a cabo un evento completamente gratuito el próximo 10 de octubre en donde tres medicos de este hospital hablarán sobre prevención, diagnóstico y tratamiento de cáncer de seno y cuello uterino. Este evento tiene cupo limitado, si usted gusta registrarse se le pide que llame al 831-759-1890 o tambien lo puede hacer en línea haciendo clic aquí.

T23

KION546 News Team

Comments

Leave a Reply