Skip to Content

¿Quiénes son los talibanes y cómo tomaron el control de Afganistán tan rápidamente?

Afghan people climb atop a plane as they wait at the Kabul airport on Monday
<i>Wakil Kohsar/AFP/Getty Images</i><br/>

Juan Pablo Elverdin

(CNN) — La semana pasada, los analistas de inteligencia estadounidenses habían pronosticado que probablemente pasarían varias semanas más antes de que el gobierno civil de Afganistán en Kabul cayera en manos de los combatientes talibanes. En realidad, solo tomó unos pocos días.

El domingo, los militantes talibanes volvieron a tomar la capital de Afganistán, casi dos décadas después de que las tropas estadounidenses los expulsaran de Kabul.

Aunque las fuerzas de seguridad afganas estaban bien financiadas y bien equipadas, opusieron poca resistencia cuando los militantes talibanes se apoderaron de gran parte del país tras la retirada de las tropas estadounidenses a principios de julio.

El domingo, el presidente afgano, Ashraf Ghani, huyó del país y abandonó el palacio presidencial a los combatientes talibanes.

Boris Johnson habla sobre situación en Afganistán 5:19

Los funcionarios estadounidenses ya han admitido que calcularon mal la velocidad a la que los talibanes pudieron avanzar por todo el país, y el secretario de Estado, Antony Blinken, dijo sobre las fuerzas de seguridad nacional de Afganistán: “El hecho es que hemos visto que esa fuerza no ha podido defender el país … y eso ha sucedido más rápido de lo que anticipamos”.

Funcionarios de Biden admiten un error de cálculo en Afganistán

El rápido éxito de los talibanes ha provocado preguntas sobre cómo el grupo insurgente pudo obtener el control tan pronto después de la retirada de Estados Unidos de Afganistán y, después de casi 20 años de conflicto en la guerra más larga de Estados Unidos, qué quieren los talibanes.

¿Quiénes son los talibanes?

Formados en 1994, los talibanes estaban formados por ex combatientes de la resistencia afgana, conocidos colectivamente como muyahidines, que lucharon contra las fuerzas invasoras soviéticas en la década de 1980. Su objetivo era imponer su interpretación de la ley islámica en el país y eliminar cualquier influencia extranjera.

Después de que los talibanes capturaron Kabul en 1996, la organización islamista sunita estableció reglas estrictas. Las mujeres tenían que cubrirse de la cabeza a los pies, no se les permitía estudiar ni trabajar y se les prohibía viajar solas. También se prohibieron la televisión, la música y las fiestas no islámicas.

Eso cambió después del 11 de septiembre de 2001, cuando 19 hombres secuestraron cuatro aviones comerciales en Estados Unidos, estrellando dos contra las torres del World Trade Center, uno contra el Pentágono y otro, con destino a Washington, en un campo en Pensilvania. Más de 2.700 personas murieron en los ataques.

Talibanes aparecen dentro del palacio presidencial 1:12

El ataque fue orquestado por el líder de al Qaeda, Osama bin Laden, que operaba desde el interior del Afganistán controlado por los talibanes. Menos de un mes después del ataque, las fuerzas estadounidenses y aliadas invadieron Afganistán, con el objetivo de evitar que los talibanes proporcionen un refugio seguro a Al Qaeda, y evitar que esa organización utilice al país como base de operaciones para actividades terroristas.

Minuto a minuto: ¿Qué está pasando en Afganistán?

En las dos décadas transcurridas desde que fueron expulsados ​​del poder, los talibanes han estado librando una insurgencia contra las fuerzas aliadas y el gobierno afgano respaldado por Estados Unidos.

¿Quiénes son los líderes?

Los talibanes están dirigidos por Mawlawi Haibatullah Akhundzada, un clérigo religioso de alto rango de la generación fundadora de los talibanes.

Fue nombrado líder de los talibanes en 2016 después de que el anterior líder del grupo, Mullah Akhtar Mohammad Mansour, fuera asesinado en un ataque aéreo de Estados Unidos en Pakistán.

En ese momento, Thomas Ruttig, de la Red de Analistas de Afganistán, dijo que el nuevo líder talibán podría “integrar a la generación más joven y militante”.

Otro actor clave es Mullah Abdul Ghani Baradar, cofundador de los talibanes, que fue liberado en 2013 después de ser capturado en 2010 en Karachi, la ciudad más grande de Pakistán. Baradar encabeza el comité político del grupo y recientemente se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi.

¿Qué acordaron los talibanes con Trump?

En 2017, los talibanes emitieron una carta abierta al recién electo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidiéndole que retirara las fuerzas estadounidenses de Afganistán.

Después de años de negociaciones, los talibanes y la administración Trump finalmente firmaron un acuerdo de paz en 2020. Estados Unidos acordó retirar tropas y liberar a unos 5.000 prisioneros talibanes, mientras que los talibanes acordaron tomar medidas para evitar que cualquier grupo o individuo, incluido al Qaeda, utilice Afganistán para amenazar la seguridad de Estados Unidos o sus aliados.

Pero eso no trajo paz.

Presidente de Afganistán deja el país por avance Talibán 1:43

La violencia en Afganistán alcanzó sus niveles más altos en dos décadas. Los talibanes aumentaron su control de franjas más amplias del país y, en junio de este año, disputaron o controlaron entre el 50% y el 70% del territorio afgano fuera de los centros urbanos, según un informe del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El informe advirtió que un talibán envalentonado representa una amenaza severa y en expansión para el gobierno de Afganistán. El informe argumentó que los líderes talibanes no tenían ningún interés en el proceso de paz y parecían estar enfocados en fortalecer su posición militar para darle influencia en las negociaciones o, si es necesario, en el uso de la fuerza armada.

“El mensaje de los talibanes sigue siendo intransigente y no muestra signos de reducir el nivel de violencia en Afganistán para facilitar las negociaciones de paz con el gobierno del país y otras partes interesadas afganas”, resaltó el informe.

¿Qué quieren los talibanes?

Los talibanes han tratado de presentarse a sí mismos como diferentes del pasado: han afirmado estar comprometidos con el proceso de paz, un gobierno inclusivo y dispuestos a mantener algunos derechos para las mujeres.

¿Cómo es ser mujer bajo el régimen de los talibanes?

El portavoz de los talibanes, Sohail Shaheen, dijo que las mujeres aún podrían continuar su educación desde la educación primaria hasta la superior. Eso implica una ruptura de las reglas durante el pasado gobierno de los talibanes entre 1996 y 2001. Shaheen también dijo que diplomáticos, periodistas y organizaciones sin fines de lucro podrían continuar operando en el país.

“Ese es nuestro compromiso, proporcionar un entorno seguro y que puedan llevar a cabo sus actividades para el pueblo de Afganistán”, dijo.

Pero a muchos observadores les preocupa que el regreso al gobierno de los talibanes sea un regreso al Afganistán de hace dos décadas, cuando los derechos de las mujeres estaban severamente restringidos. Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, dijo en un tuit que cientos de miles se vieron obligados a huir en medio de informes de graves violaciones de derechos humanos.

Conflict in Afghanistan is forcing hundreds of thousands to flee amid reports of serious human rights violations. All abuses must stop. International humanitarian law and human rights, especially the hard-won gains of women and girls, must be preserved. — António Guterres (@antonioguterres) August 15, 2021

“Se deben preservar el derecho internacional humanitario y los derechos humanos, especialmente los logros de las mujeres y las niñas, que tanto les costó conseguir”, dijo.

Amin Saikal, autor de “Afganistán moderno: una historia de lucha y supervivencia”, dijo que los talibanes no querían que Afganistán se convirtiera en un estado paria y querían seguir recibiendo ayuda internacional. Sin embargo, advirtió: “En lo que respecta a su compromiso ideológico, en realidad no han cambiado”.

¿Por qué fueron tan fuertes contra las fuerzas afganas?

Durante las últimas dos décadas, Estados Unidos gastó más de un billón de dólares en Afganistán. Entrenó a soldados y policías afganos y les proporcionó equipo moderno.

En febrero, las fuerzas afganas contaban con 308.000 efectivos, según un informe del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas publicado en junio, muy por encima del número estimado de combatientes talibanes armados, que oscilaba entre 58.000 y 100.000.

Guterres advierte que Afganistán está fuera de control 0:53

Sin embargo, en última instancia, las fuerzas afganas demostraron no ser rival para los talibanes.

Carter Malkasian, ex asesor principal del presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, quien también es autor de “La guerra estadounidense en Afganistán: una historia”, dijo que las fuerzas afganas a veces carecían de coordinación y sufrían de mala moral. Cuantas más derrotas tenían, peor se volvía su moral y más envalentonados estaban los talibanes.

“Las fuerzas afganas, durante un largo período de tiempo, han tenido problemas con la moral y también con su voluntad de luchar contra los talibanes”, dijo. “Los talibanes pueden presentarse a sí mismos como aquellos que resisten y luchan contra la ocupación, que es algo cercano y apreciado por lo que significa ser afgano. Mientras que eso es algo mucho más difícil de reclamar para el gobierno, o para las fuerzas militares que luchan para el gobierno”, añadió.

ANÁLISIS | La fallida retirada de Afganistán de Biden es un desastre en el país y en el extranjero que se estaba gestando hace mucho tiempo

El portavoz de los talibanes, Shaheen, dijo que no les sorprendió su exitosa ofensiva militar.

“Porque tenemos raíces entre el pueblo, porque fue un levantamiento popular del pueblo, porque sabíamos que lo veníamos diciendo desde hace 20 años”, dijo. “Pero nadie nos creyó. Y ahora cuando vieron, se sorprendieron porque antes no creían”, agregó.

¿Podría Estados Unidos haber sabido que los talibanes regresarían?

Apenas el mes pasado, altos funcionarios de la administración Biden creían que podrían pasar meses antes de que cayera el gobierno civil en Kabul.

Ahora los legisladores están presionando al gobierno de Biden para obtener respuestas y exigir información sobre cómo la inteligencia estadounidense pudo haber juzgado tan mal la situación sobre el terreno.

El representante de Texas Michael McCaul, el principal republicano en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, ha calificado la situación como un “desastre absoluto de proporciones épicas”, mientras que el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, dijo que “todos vieron esto venir” excepto el presidente, que “públicamente desestimó con confianza estas amenazas hace apenas unas semanas”.

Base militar estadounidense ahora incautada por talibanes 4:47

Los funcionarios estadounidenses han expresado su consternación por la incapacidad del gobierno afgano ahora caído, respaldado por Estados Unidos, de proteger ciudades y regiones clave de los talibanes, a pesar de establecer una estrategia para hacerlo durante sus comunicaciones con Biden y otros líderes estadounidenses de alto nivel.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, dijo que “la falta de resistencia que enfrentaron los talibanes por parte de las fuerzas afganas ha sido extremadamente desconcertante”.

“Tenían todas las ventajas, tenían 20 años de entrenamiento por parte de nuestras fuerzas de coalición, una fuerza aérea moderna, buenos equipos y armas”, dijo, según fuentes de la llamada donde hizo los comentarios.

“Pero no se puede comprar voluntad ni liderazgo. Y eso es realmente lo que faltaba en esta situación”, sostuvo.

Kevin Liptak, Jason Hoffman, Kylie Atwood, Jennifer Hansler, Nicole Gaouette y Nic Robertson de CNN contribuyeron con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content