Skip to Content

¿Por qué los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 parecen más complicados para la salud mental de los deportistas?

MGN_1280x960_10708B00-MXCTX

Germán Padinger

(CNN Español) — Simone Biles, una de las más grandes atletas de los últimos tiempos y figura del equipo de gimnasia de Estados Unidos, se retiró al menos parcialmente de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en medio de una competencia para poder concentrarse en su salud mental. “Siento el peso del mundo sobre mis hombros”, dijo.

Poco antes del inicio de los Olímpicos, la tenista japonesa Naomi Osaka publicó un ensayo en primera persona sobre su lucha contra la depresión, que la llevó a retirarse del Abierto de Francia en mayo.

Presentadora de CNN cuestiona críticas contra Simone Biles por priorizar su salud mental

Colleen Quigley, corredora estadounidense de carreras de obstáculos de 3.000 metros, dijo en febrero haber descubierto los beneficios de tener una buena salud mental hace un año y medio.

Y el ex nadador Michael Phelps, el más exitoso en la historia de los Juegos Olímpicos, dijo en 2020 que le preocupaba la salud mental de los atletas luego de que el certamen en Tokio fuera pospuesto por la pandemia. “Este aplazamiento son aguas desconocidas. Nunca hemos visto esto antes. Fue la decisión correcta, pero me rompe el corazón pensar en los atletas”, dijo a NBC.

La gimnasta estadounidense Simone Biles.

Los problemas de salud mental han afectado a los atletas de alto rendimiento desde hace mucho tiempo, pero en estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 la cuestión parece haber tomado otra visibilidad.

¿A qué se debe esto?

Los Olímpicos de Tokio y la salud mental

“Para saber si estos Juegos Olímpicos han tenido un efecto mayor en la salud mental de los atletas, hay que esperar que terminen”, dijo a CNN Juan Manuel Brindisi, psicólogo clínico de selecciones nacionales en la Asociación de Fútbol Argentina (AFA). “Sí hay que tener en cuenta una cosa importante: habrá que evaluar este año de encierro, de angustia, de metas estiradas, personas que no se pudieron retirar el año pasado y debieron posponerlo. Esto descompaginó la vida cotidiana, las familias, las parejas, y obviamente descompagina el deporte”, agregó.

Phelps, retirado en 2016 un récord de 28 medallas (23 de ellas de oro), había hablado previamente sobre sus luchas contra la depresión, diciendo que había considerado quitarse la vida y que esperaba poder ayudar a otros a luchar contra la enfermedad.

En la entrevista con NBC Sports, el exnadador aseguró que no le había sorprendido la decisión de aplazar la cita en Tokio, pero cree que se demoraron para hacerlo.

“No veía la forma de que todo funcionará. Hemos tenido problemas en el pasado, la calidad del aire en Beijing y el virus del Zika en Río, pero esto es más grande. No parecía algo que pudiera ser administrado o controlado. Simplemente no vi que los puntos se conectaran”, dijo.

“Realmente espero que no veamos un aumento en las tasas de suicidio de los atletas debido a esto. Porque la salud mental es lo más importante aquí”, agregó.

Impacto biológico y psicológico

Para Brindisi, el encierro provocado por la pandemia tuvo dos efectos. “La biología lo siente, especialmente alguien acostumbrado a años de entrenamiento encima, según cada país y deporte. Hubo gente que perdió masa muscular”.

“Y dentro de lo psicológico hay un montón de angustia que a nivel social y general todavía no conocemos los efectos. Hay que ver el grado de resiliencia de cada deportista, el grado de pérdida de cada deportista, algunos de los cuales perdieron familiares o estuvieron en terapia intensiva”.

“Después de un parate tan largo, tenés que volver a ser dueño de tu cuerpo”, señaló.

En abril de 2020, cuando la pandemia de covid-19 estaba aún en sus comienzos, FIFPRO –la única organización que representa a nivel global a futbolistas profesionales– publicó los resultados de una encuesta entre 1.600 atletas que mostraba que el porcentaje de jugadores que informaban síntomas de depresión se había duplicado.

El estudio arrojó que el 22% de las mujeres y el 13% de los hombres habían informado síntomas consistentes con un diagnóstico de depresión, mientras que el 18% de las mujeres y el 16% de los hombres tuvieron síntomas consistentes con un diagnóstico de ansiedad generalizada.

La pandemia de covid-19 obligó a posponer los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que comenzaron finalmente en 2021.

“La salud mental en esto se está volviendo evidente”, le dijo a CNN la consultora en desempeño mental Dra. Tiffany Jones. “Los atletas obtienen una sensación natural al practicar deporte. Es el equivalente a inyectarse heroína por primera vez, por lo que no tener los elementos fisiológicos y psicológicos del deporte está creando problemas de salud mental”.

“No es lo mismo, pero les digo que competir es un músculo. Si no se usa, se atrofiará. Les digo que si no quieren competir, eso es un problema”, afirmó.

Mayor visibilidad

Pero más allá de los efectos de la pandemia de covid-19 y el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, los problemas de salud mental ya venían aquejando a los atletas de alto rendimiento.

“Por un lado, se está complejizando el deporte de alto rendimiento, que cada vez empieza más temprano, es cada vez más incómodo y exige siempre más. En los últimos 10 años ha cambiado prácticamente en todos los deportes, todo es mucho más competitivo y hay más obligaciones, más sponsors. Estar ahí es complicado”, dijo Brindisi.

Para el psicólogo especializado en deportistas, también existe actualmente mucha más visibilidad para el problema. “Cuando hay atletas de tanto renombre que dicen ‘esto no lo pude aguantar’, hay cada vez más voces muestran la necesidad de incorporar psicólogas y psicólogos para mejorar el rendimiento y tratar la subjetividad, especialmente en cuanto al fracaso, algo inherente al deporte, que cada vez se ve peor”.

Recordando la frase de Biles con respecto a “sentir el peso del mundo”, Brindisi recordó que se trata de una figura de la mitología griega: “Atlas tiene el peso del mundo y siempre está encorvado, es una maldición. Muy pocos deportistas pueden rendir con el peso del mundo sobre sus hombros”.

Con información de Germán Padinger, Jill Martin, Don Riddell, César López, David Close y Aleks Klosok

Mira aquí las líneas de atención y prevención del suicidio en América Latina y España.

ARGENTINA Línea de prevención del suicidio – ayuda al suicida en línea TELÉFONO: (54-11) 5275-1135 o 135 desde Buenos Aires y GBA o 0800 345 1435 desde todo el país

Hablemos de Todo Correo electrónico: contacto@hablemosdetodo.gob.ar

BOLIVIA Teléfono de la esperanza La Paz: 2248486

BRASIL Centro de Valorização da Vida, CVV Teléfono: 188 Chat: (ayuda por chat) Correo electrónico: atendimento@cvv.org.br

CHILE Teléfono de la esperanza Teléfono: 005642221200

Todo mejora, ayuda por correo electrónico o chat

COLOMBIA Teléfono de la esperanza Barranquilla:(00 57 5) 372 27 27 Bogotá: (57-1) 323 24 25 Medellín: (00 57 4) 284 66 00 San Juan de Pasto: 3016326701

COSTA RICA Teléfono de la esperanza Correo electrónico: telefonodelaesperanzacr@gmail.com

ECUADOR Teléfono de la esperanza Quito: (593) 2 6000477 – 2923327

ESPAÑA Teléfono de la esperanza: 717 003 717

HONDURAS Teléfono de la esperanza San Pedro Sula: (00 504) 2558 08 08

MÉXICO Instituto Hispanoamericano de Suicidologia, A.C Teléfono: +5255 46313300 Correo electrónico: info@suicidiologia.com.mx

PERÚ Sentido (Centro Peruano de Suicidología y Prevención del Suicidio) Teléfono: 01 498 2711

Teléfono de la esperanza Lima: (00 51 1) 273 8026

PUERTO RICO Línea PAS (Primera Ayuda Psicosocial) Teléfono: 1-800-981-0023

URUGUAY Último recurso Teléfono: 0800-Vive (8483)

VENEZUELA Teléfono de la esperanza Valencia: 0241-8433308 Nacional: 0-800-PSIQUE

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content