Skip to Content

REPORTE ESPECIAL: El impacto de la expansión de Medi-Cal en la Costa Central

CONDADO DE MONTEREY, Calif. (KMUV) A partir del 1 de mayo, el seguro de salud estatal para personas con bajos ingresos se extendió a todas las personas mayores de 50 años que cumplan con los requisitos.

Esto les da la oportunidad a más de 185.000 californianos tengan cobertura médica pero muchos le temen a que les afecte a la hora de hacer la residencia.

Celsa y su esposo trabajaron en el campo por muchos años durante la temporada de cosecha.

Su esposo ya se había retirado por sus lesiones. Y el año pasado, con 62 años, Celsa tuvo que dejar de trabajar después de una caída que la compañia todavía no ha pagado. Para mantenerse juntos venden nopales por la Avenida de Alisal.

A pesar que Celsa y su esposo califican para seguro medico estatal, Medi-Cal, ellos no se animan aplicar.

"Por no involucrar a mis hijos ahí, porque dicen que nos va a afectar si nosotros podemos agarrar papeles. Y entonces por eso no me animo a pedir ayuda," aclara Celsa.

Sin embargo, el Departamento de Seguridad Nacional y el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos dice que no consideran los servicios de salud, alimentación y vivienda como parte de la determinación de la carga pública. Por lo tanto, el uso de los beneficios de Medi-Cal (excepto para la atención en un hogar de ancianos o en una institución de salud mental) no perjudicará el estado de inmigración de una persona. Cuando alguien solicita las prestaciones financiadas por el estado, su información sólo se utiliza para determinar si cumple los requisitos. Las leyes estatales protegen la privacidad de su información.

"El gobierno federal tiene limitaciones muy estrictas en la aplicación de esos fondos. Una de esas limitaciones era que esos fondos no podían ser utilizados para proteger la salud de las personas indocumentadas. Entonces, Medi-Cal tenía restricciones claras de solo ofrecer esos servicios a personas que estaban experimentando una situación de emergencia," dice Ariadna Renteria Torres, una abogada de Inmigración.

Torres cuenta que con la pandemia de COVID-19, el gobierno estaba viendo que al no dar a esta gente a la atención de la salud, se estaba creando y profundizando la crisis de la salud. Es muy costoso no sólo para el individuo, para la infraestructura de los estados.

"Creo que fue una manera no solo creativa pero humana de utilizar fondos estatales dentro del presupuesto estatal que de fuente puramente estatal para expandir los beneficios de América del a todos aquellos," agrega Torres.

Estos cambios de reglas federales a dejado a muchos confundidos para saber si pueden o no acceptar estos servicios.

"Nos llegan muchas personas que no tienen seguro medico. Que no han hido al doctor en años," dice Martha Grimes, una trabajadora comunitaria de salud que ayuda a informar a la comunidad sobre lor recursos disponible. "Es un logro que se va hacer con la Medi-Cal porque muchas personas van a tener más controladas su salud.”

Trabajadores de la salud de la comunidad como, Martha están disponibles a través de las oficinas de salud del condado de Monterey para ayudar a llenar la solicitud. Y si usted está preocupado por su estatus migratorio, Caridades Catalólicas ofrece servicios legales para personas de bajos ingresos.

Para solicitar Medi-Cal, puede llamar al 831-208-4295 o visitar las oficinas del condado.

  • 100 Calles S. Main St. en Salinas
  • 116 Broadway St en King City
  • 1281 Broadway St en Seaside
Author Profile Photo

Melody Waintal

Melody Waintal is the Digital Content Director for Telemund23.com and KION546.com

Comments

Leave a Reply

Skip to content