Skip to Content

Por qué las elecciones presidenciales en Brasil son importantes para Argentina

Germán Padinger

(CNN Español) — Brasil, el país más grande del América Latina y una de las principales economías del mundo, celebra este domingo sus elecciones presidenciales y la región, especialmente Argentina, observa con atención el resultado.

El actual presidente Jair Bolsonaro, un polémico exmilitar ultraconservador que busca la reelección, y el expresidente Luis Inácio Lula da Silva, un popular líder de izquierda que pasó 19 meses en prisión por corrupción antes de que se anulara su sentencia, se enfrentan cara a cara en esta segunda vuelta que definirá el futuro próximo de Brasil.

Lula vs. Bolsonaro: ¿qué propone cada uno para Brasil?

Lula da Silva fue el más votado en primera vuelta con el 48,3%, seguido de cerca por Bolsonaro con el 43,2%. Pero como ninguno pudo superar el 50%, los dos más votados pasaron a una segunda instancia de votación que tendrá lugar este domingo 30 de octubre.

Quien gane deberá enfrentarse a un mundo marcado por la salida de la pandemia de covid-19, el crecimiento de los precios de la energía por la guerra de Rusia en Ucrania y la cada vez más apremiante crisis climática.

¿Pero por qué las elecciones en Brasil son importantes especialmente para Argentina?

Vínculos históricos y geográficos

Brasil y Argentina son los dos países más grandes de Sudamérica, y comparten una frontera de 1.263 kilómetros de extensión.

Elecciones en Brasil: ¿qué país va a heredar el próximo presidente? 1:01

Durante buena parte del siglo XIX y principios del XX fueron rivales regionales, y pelearon una guerra entre 1825 y 1828.

Los países mantienen importantes acuerdos de cooperación internacional, entre los que destacan la Agencia Brasileño-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC), el Centro Argentino Brasileño de Biotecnología (CABBIO) y el Centro Argentino Brasilero de Nanotecnología (CABN).

Economías conectadas

Brasil es el principal socio comercial de Argentina: en 2021, según datos de la Cancillería de Argentina, fue el primer destino de sus exportaciones, por un total US$ 11.768 millones o el 15,1% del total, y el segundo destino de sus importaciones —por detrás solo de China— por un total de US$ 12.441 millones o el 19,7% del total.

Argentina, en tanto, es uno de los principales socios comerciales de Brasil, que en 2020 exportó productos por US$ 8.570 millones o un 4% del total, convirtiéndolo en un destino importante, solo por detrás de China y Estados Unidos. En tanto, Brasil importó productos argentinos por un US$ 7.670 o el 4,78% del total de ese mismo año, por detrás de China, Estados Unidos y Alemania.

Algunos de los principales productos comerciados son los vehículos —Argentina y Brasil tienen una industria automotriz integrada—, alimentos y combustibles.

Opinión | Las dos incógnitas antes de las elecciones en Brasil 5:53

El intercambio comercial entre ambos países, sin embargo, se ha estado reduciendo en los últimos años, en medio del estancamiento económico de ambos países y el crecimiento de China. De acuerdo con un documento del Ministerio de Desarrollo Productivo de Argentina, a comienzos de la década de 2000 Brasil representaba entre el 25 y el 26% del intercambio comercial total de Argentina, mientras que en 2020 se había reducido a 17%.

La crisis del Mercosur

Brasil y Argentina son socios fundadores —junto con Paraguay y Uruguay— del Mercado Común del Sur (Mercosur), un proceso de integración regional, según su página web, iniciado en 1991 con el Tratado de Asunción.

Ambos países son, además, los socios más grandes en el proyecto, que entre sus objetivos busca crear un mercado común y al momento ha llegado a una unión aduanera, y quienes más lo han promovido.

El Mercosur se expandió hasta incluir a Venezuela —luego suspendida por su violación de principios democráticos— y en 2019 el bloque avanzó en un histórico acuerdo con la Unión Europea, cuya ratificación está estancada por las diferencias que persisten entre diferentes países.

Sin embargo, ha entrado en crisis en los últimos años, criticado por diferentes sectores dentro de los países miembros.

Economía de Brasil tiende al alza pese a desaceleración global, ¿por qué? 0:51

Bolsonaro ha sido crítico del bloque y tras ganar en 2018 dijo que buscaba flexibilizarlo, poniendo en duda sobre su futuro.

Mientras que Luis Alberto Lacalle Pou, presidente de Uruguay, generó tensiones dentro del Mercosur al anunciar sus intenciones de negociar un acuerdo comercial con China por fuera del bloque.

¿El retorno de la izquierda?

Lula da Silva gobernó Brasil entre 2003 y 2010, en un período marcado por los triunfos electorales de la izquierda y la centroizquierda en América Latina. Específicamente, Lula da Silva mantuvo una muy buena relación personal con los presidentes argentinos Néstor Kirchner (2003-2007, fallecido en 2010) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

Si Lula da Silva triunfa en las elecciones del domingo ante Jair Bolsonaro, su llegada marcaría el retorno de la izquierda al poder en Brasil tras la destitución de Dilma Rousseff —su sucesora— en 2016.

¿Por qué la oposición promueve juicio político contra Fernández? 1:01

En la actualidad, Argentina está gobernada por el presidente Alberto Fernández, ex jefe de gabinete de Néstor Kirchner, y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Por lo que un eventual triunfo de Lula da Silva también significaría el reencuentro de viejos aliados en Brasilia y Buenos Aires.

Alternativamente, es posible que reelección de Bolsonaro —un crítico del Mercosur y de Alberto Fernández— mantenga las frías relaciones actuales entre ambos Gobiernos.

Argentina, sin embargo, celebrará sus propias elecciones presidenciales en 2023, y el actual Gobierno se encuentra atravesando una crisis política y económica potenciada por las diferencias entre Fernández y Fernández de Kirchner y el aumento sin control de la inflación.

Quien asuma en el Palacio del Planalto, en Brasilia, el 1 de enero de 2023 se enfrentará, además, a un mundo y un Brasil distintos a los de 2003. Lula da Silva parece saberlo, y lleva como candidato a la vicepresidencia a Geraldo Alckmin, del Partido Socialdemócrata de Brasil: este ex gobernador de São Paulo que compitió en elecciones presidenciales contra Lula da Silva en 2006 y contra Bolsonaro en 2018 es considerado un centrista conservador que ofrece un contrapeso precisamente al PT.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN - Spanish

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KION 46 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content