Skip to Content

Un aterrador accidente en el columpio de un porche la empujó a una gran misión de buena voluntad

Alejandra Ramos Barreda

(CNN) — Después de casi perder la vida en un accidente en el columpio de un porche, Lalia Susini está comprometida a ayudar a otros niños heridos y enfermos a superar los obstáculos que enfrentan.

La niña de Los Ángeles de 12 años había estado siguiendo una carrera en la actuación y la moda, pero ahora tiene la mente puesta en convertirse en médica, como resultado de un terrible accidente que la llevó a realizarse varias cirugías cerebrales.

“Pensé que iba a morir”, dijo a CNN Susini, quien recientemente protagonizó “Station 19” de ABC. “Simplemente no tenía idea de lo que pasó”.

Una víctima de un disparo finalmente pudo agradecer al estudiante de medicina que lo salvó hace 25 años

Hace más de un año, un cáncamo que sostenía la cuerda elástica del columpio se desprendió del techo del porche y atravesó el cráneo de Lalia.

“Comenzó como un lindo momento totalmente estadounidense, su abuelo la estaba empujando”, dijo su madre, Stacey Susini. “Lo siguiente que sabes es que hay sangre por todas partes y pensé que iba a perder a mi hija”.

Los equipos del Departamento de Bomberos de Los Ángeles descubrieron que Lalia había sufrido un derrame cerebral, estaba inconsciente y había perdido el movimiento del lado izquierdo del cuerpo.

Los miembros de la Estación 97 la ayudaron a recuperar el conocimiento y la llevaron rápidamente al hospital Cedars Sinai.

Stacey Susini recuerda que su hija se sometió a dos transfusiones de sangre antes de que los médicos pudieran operar porque Lalia sangraba mucho.

“Ese proyectil atravesó su cráneo y entró en un área del cerebro que es responsable del control motor voluntario”, dijo el Dr. Moise Danielpour, neurocirujano del departamento de pediatría de Cedars.

“No podía mover un lado de su cuerpo con una herida abierta. El tiempo era crítico”.

El Dr. Danielpour explicó que los médicos y las enfermeras lucharon para salvar la vida de Lalia mientras preservaban la mayor cantidad posible del cerebro dañado de Lalia.

“La vida de esta hermosa niña estaba en nuestras manos y no había espacio para el error”, dijo Danielpour.

Milagrosamente, Lalia sobrevivió a la operación de casi cinco horas.

Cámara de un timbre grabó el apresurado parto de un bebé en el jardín 1:17

Inspirada para retribuir

Más de un año después, el brazo izquierdo de Laila todavía está paralizado.

Pero ella abraza la terapia física extensa, y ha vuelto a actuar, además de hacer otras cosas normales de los niños, como andar en bicicleta, jugar al fútbol, ​​correr en la pista y perseguir a sus tres hermanos en su casa de Hollywood Hills.

“Estoy haciendo todo lo posible para volver a todo eso”, dijo Lalia. “Algunos pensarían que esto (sus heridas) es tan malo que mi vida está arruinada, pero tienes que ser positivo”.

La actitud optimista la impulsó a ayudar a otros pacientes pediátricos mediante la creación de una línea de ropa cómoda y de moda para los niños que viven con dispositivos médicos.

Laila ya había estado diseñando ropa antes del accidente con su mejor amiga bajo la marca LATE Clothing LA. Pero su accidente la inspiró a concentrarse también en los niños enfermos y heridos.

“Donamos ropa a los niños que tienen un yeso en los brazos, catéteres PICC o tubos de alimentación en los brazos, cualquier cosa en la que sea necesario modificar la ropa”, dijo Lalia. La línea PICC significa “catéter central insertado periféricamente” y se usa para administrar líquidos intravenosos.

Laila está diseñando una línea de ropa para niños enfermos y heridos.

La estudiante de séptimo grado dijo que durante su recuperación vio cómo ella y otros niños se habrían beneficiado de cualquier ropa cómoda que tuviera aberturas para esas líneas o yesos.

Uno de esos niños era su amigo Jack Boulas, quien también sobrevivió a una lesión cerebral masiva y a un ataque cardíaco.

Jack, de seis años, sufre de una rara taquicardia ventricular polimórfica catecolaminérgica que provoca un ritmo cardíaco irregular.

“Muchas familias, niños y padres viven aislados en un hospital pediátrico”, dijo el padre de Jack, Matt Boulas.

“Agradezco a Lalia por la amabilidad que le ha mostrado a Jack. Él siempre habla de ella, la adora”.

“Lo primero que dice es ‘escóndete’ cuando la ve, porque le gusta jugar al escondite con ella”.

La línea de ropa pediátrica de Lalia recién está comenzando con un puñado de artículos donados.

Pero la ropa es solo el comienzo, dice Laila. También quiere seguir los pasos de su médico hasta el quirófano y, algún día, convertirse en neurocirujana pediátrica.

Ella es una estudiante sobresaliente y confía en que puede hacerlo. Pero por ahora, Laila está tomando un día a la vez.

“Es maravilloso cuando puedes tener un impacto en la vida de una persona joven”, dijo Danielpour.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content