Skip to Content
Noticias CNN

Un caso sólido para el juicio político de Trump: lo que deja el testimonio de tres expertos legales en una disputada audiencia

(CNN) – Un trío de expertos en derecho argumentó este miércoles que la conducta sin precedentes de Donald Trump es evidencia de delitos para la destitución. Las declaraciones se producen en la primera audiencia de juicio político de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, la cual transcurrió en medio de protestas y repetidos obstáculos procesales por parte de los republicanos que criticaron los procedimientos.

La audiencia inicial, llevada a cabo por el panel que se espera redacte los artículos de juicio político contra el presidente, fue contenciosa desde el momento en que el presidente de la Comisión Judicial, Jerry Nadler, dio inicio a la sesión. En repetidas ocasiones, los republicanos forzaron votos procesales y cuestionaron a Nadler sobre las reglas de la comisión, mientras descalificaban el proceso de juicio político y lo catalogaban de farsa.

LEE: Una grave acusación y un giro crucial en el proceso de juicio político contra Trump

Esta sesión marcó un importante avance para los demócratas en cuanto a los procedimientos de juicio político, que ahora pasaron de la investigación dirigida por la Comisión de Inteligencia a manos del panel judicial. Los demócratas están encaminados a votar sobre el juicio político en la Cámara hacia finales de este año. Además, la presidenta del órgano legislativo Nancy Pelosi sostuvo en la mañana de este miércoles una reunión a puerta cerrada, solo para representantes, en la que ella les preguntó: “¿Están preparados?”. En dicho encuentro, los demócratas acordaron continuar avanzando con la investigación.

En la audiencia, los demócratas lograron superar las objeciones de los republicanos para obtener el testimonio de tres de los cuatro expertos en derecho que fueron invitados con el objetivo explicar por qué las acciones de Trump constituirían delitos para la destitución.

A esos tres académicos en derecho —Noah Feldman de Harvard, Pamela Karlan de Stanford y Michael Gerhardt de la Universidad de Carolina del Norte— se les preguntó, con base en la evidencia de la Comisión de Inteligencia de la Cámara, si el presidente Trump cometió el alto delito para la destitución de abuso de poder. Todos respondieron que sí.

“Si de lo que estamos hablando no es motivo de destitución, entonces nada lo es”, señaló Gerhardt. “Este es precisamente el mal comportamiento por el que los redactores crearon una Constitución, incluyendo la destitución, para poder protegerse”, completó.

MIRA: Lo que debes saber de las audiencias en la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes en la investigación de juicio político de Trump

Mientras los tres profesores de derecho invitados por los demócratas respaldaron la destitución, el académico llamado por los republicanos a declarar, Jonathan Turley de la Universidad George Washington, argumentó que los demócratas están cometiendo un error que tendría consecuencias duraderas.

“Me preocupa que se estén reduciendo los estándares de juicio político para que se ajusten a una escasez de evidencia y una gran cantidad de ira. Creo que este juicio político no solo no satisface el estándar de los juicios pasados ​​sino que crearía un precedente peligroso para juicios futuros”, señaló Turley.

Nadler prometió actuar rápidamente para acusar a Trump si su comisión concluye que el presidente incurrió en delitos de destitución.

“Nunca antes, en la historia de la república, nos hemos visto obligados a considerar la conducta de un presidente que parece haber solicitado favores personales y políticos a un gobierno extranjero”, señaló Nadler, demócrata por Nueva York. “Cuando apliquemos la Constitución a esos hechos, si es cierto que el presidente Trump cometió un delito –o delitos– para la destitución, debemos actuar rápidamente con el objetivo de cumplir con nuestro deber y acusarlo como corresponde”.

Por su parte, los republicanos criticaron la investigación de juicio político de los demócratas. El representante Doug Collins de Georgia, principal republicano en la comisión, descalificó la indagación como un “trabajo injusto”. “Esto no es un juicio político, es simplemente un trabajo injusto”, sostuvo. Y concluyó: “hoy fue una pérdida de tiempo”.

Además de las acusaciones sobre Ucrania, los demócratas han centrado una parte de sus interrogatorios en los señalamientos de obstrucción de justicia por parte de Trump que fueron mencionados en el informe del exfiscal especial Robert Mueller. Ahora, los demócratas aún no han informado si las acusaciones de Mueller se incluirán en los posibles artículos de juicio político, mientras algunos demócratas del Congreso han presionado para eso.

Mientras hacían preguntas a los académicos, los demócratas mostraron una diapositiva en la pantalla de la sala de audiencias titulada “Delitos imputables”, que enumeraba tres elementos: “Abuso de poder y soborno, obstrucción al Congreso y obstrucción de la justicia”, una posible pista sobre las intenciones de los demócratas para los artículos del juicio político.

MIRA: Trump y sus abogados declinan participar en la audiencia de juicio político esta semana

“¿Cuán grave es esa evidencia de obstrucción de la justicia?”, le preguntó el abogado demócrata Norm Eisen a Gerhardt.

“La obstrucción de la justicia ha sido reconocida como un delito para la destitución, tanto contra el presidente Clinton y como contra el presidente Nixon. Esta evidencia presentada por el señor Mueller que está en el registro público es una prueba muy fuerte de obstrucción a la justicia”, señaló Gerhardt.

Los republicanos fuerzan los votos procesales

Los republicanos ejecutaron sus protestas contra la audiencia segundos después de que comenzara. Una estrategia que incluyó forzar votos procesales en mociones para pedir que el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara, Adam Schiff, y el denunciante testificaran, así como para aplazar la audiencia del miércoles.

El cambio a la Comisión Judicial ha aumentado la temperatura partidista en la sala, ya que el panel tiene algunos de los congresistas más vocales en los dos bandos.

Pero los profesores de derecho dejaron claro que no iban a ser simple decoraciones para una pelea partidista.

Karlan criticó a Collins, quien dijo en su declaración de apertura que los profesores “no podrían haber digerido el informe de Adam Schiff de ayer o la respuesta republicana de ninguna manera real”.

“Señor Collins, me gustaría decirle, señor, que leí las transcripciones de cada uno de los testigos que estuvieron en la audiencia pública porque no hablaría sobre estas cosas sin revisar los hechos, así que me insulta la insinuación de que como profesora de derecho no me importan esos hechos”, aseguró Karlan.

Los abogados del presidente fueron invitados a participar en la audiencia, pero rechazaron el ofrecimiento, argumentando que el proceso fue injusto y no se les dio detalles sobre la audiencia en sí misma.

Nadler ha dado a los abogados del presidente hasta el viernes para anunciar si participarán en futuros procedimientos de juicio político en la comisión, que se espera incluyan una presentación de la Comisión Inteligencia sobre sus hallazgos.

Los republicanos centraron sus preguntas en Turley, dándole la oportunidad de detallar los problemas que ve frente a la investigación del juicio político demócrata. Turley argumentó que los demócratas no han podido proporcionar evidencia que cumpla con “cualquier interpretación razonable” de los delitos que alegan que Trump cometió.

“Si vas a acusar a un presidente de soborno, necesitas que algo lo pruebe, porque estás tratando de destituir a un presidente de Estados Unidos debidamente elegido”, señaló Turley. “La declaración ha sido hecha no solo por estos testigos sino también por el presidente Schiff y otros, de que este es un caso claro de soborno. No lo es”.

LEE: Demócratas publican reporte que detalla el supuesto esquema de Trump sobre Ucrania y discute un precedente para el juicio político

Turley también criticó la acusación de los demócratas sobre la supuesta obstrucción a la justicia por parte de Trump, diciendo que ellos no han permitido que los tribunales dictaminen sobre sus citaciones –a diferencia de los procedimientos de juicio político contra Richard Nixon– al acelerar el proceso.

“Rápido y reducido no es una buena receta para el juicio político”, añadió Turley. “Establecen un período increíblemente corto, exigen una gran cantidad de información y cuando el presidente va a la corte, entonces lo llevan a juicio político”, completó.

Lauren Fox, Ellie Kaufman, Haley Byrd, David Wright, Nicky Robinson, Alison Main, Giulia McDonnell y Gregory Wallace, todos de CNN, contribuyeron a este informe.

CNN