Skip to Content
Noticias CNN

La guía obligatoria para saber qué hacer con la comida que te sobró de Acción de Gracias

(CNN) — Al igual que tu correo electrónico lleno de ofertas del Black Friday, lo único con lo que puedes contar el día después del Acción de Gracias es una nevera repleta de alimentos que sobraron.

Para muchos, esta es fácilmente la mejor parte de todas las fiestas, pero en cierto punto incluso los fanáticos más devotos de las sobras se preguntarán si ese plato todavía está en buenas condiciones.

Algunas respuestas dependen de las tradiciones de tu familia: si a tus parientes les gusta dejar el festín de Acción de Gracias sobre la mesa para que todos puedan comer mientras miran fútbol americano, ya estás en problemas. Las bacterias crecen rápido.

MIRA: ¿Sin planes tras el Día de Acción de Gracias? Conoce los estrenos cinematográficos de este fin de semana festivo

Todos los alimentos deben envolverse o colocarse en recipientes herméticos y guardarse en el refrigerador dentro de las dos horas siguientes al momento en que fueron servidos para mantenerlos frescos y libres de bacterias, dice el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

Hacer los bocadillos desde la nevera y no desde la mesa: ese es el consejo.

Luego, consulta esta guía para averiguar cuánto tiempo puedes guardar las sobras comunes de Acción de Gracias en la nevera y cuándo debes deshecharlas.

Pavo

Se conserva por: 3 a 4 días

El pavo, el pollo y el pato cocido durarán de tres a cuatro días en el refrigerador de acuerdo con Foodsafety.gov, el lugar para acudir si necesitas información de seguridad alimentaria de varias agencias gubernamentales de salud.

Sí: congela las sobras en papel de aluminio o recipientes herméticos lo más pronto posible; cuanto más fresco esté el pavo mejor. Deberían ser aptos para el consumo entre 2 y 6 meses.

No: almacenar las sobras de un ave con el relleno todavía adentro, pues este tardará demasiado en enfriarse y las bacterias podrían crecer. En lugar de eso, saca el relleno y guárdalo en un recipiente separado antes de refrigerar o congelar la carne de pavo.

Jamón

Se conserva por: 3 a 4 días

Esos populares jamones cortados en espiral o cualquier jamón cocido envuelto durará de 3 a 4 días en el refrigerador. Los jamones cocidos podrán estar en buenas condiciones un poco más, hasta una semana.

Sí: envuélvelo bien en plástico o papel de aluminio antes de refrigerar. Si prefieres congelar, estará bueno por uno o dos meses.

No: intentar guardar cualquier jamón sobrante que tenga una textura viscosa, es una señal reveladora de que se ha echado a perder.

Puré y batatas

Se conserva por: 3 a 4 días

Es probable que los hayas preparado con crema y mantequilla, por lo que deberás poner las papas en el refrigerador máximo dos horas después de la preparación. Si se almacenan en un recipiente hermético, durarán de 3 a 4 días en la nevera (esto se aplica a cualquier tipo de plato de papas cocidas, como ensalada de papas o papas gratinadas).

Sí: considera congelar tu puré de papas o gratinados en recipientes herméticos o bolsas de plástico en el congelador dentro de los tres días; deberían durar hasta por un mes.

No: congelar las sobras de papas crudas que no llegaron a la mesa sin blanquearlas primero; de lo contrario estarán acuosas cuando se rejuvenezcan.

Relleno /aderezo y salsa

Se conserva por: 3 a 4 días

Aplica para todo: cualquier caldo hecho con carne durará de 3 a 4 días refrigerado y hasta 2 meses en el congelador. Lo mismo ocurre con ese delicioso aderezo, si es que queda algo.

Sí: guárdalo todo dentro de las dos horas posteriores a la preparación, en un recipiente hermético. Si se congela, se mantendrá aproximadamente un mes.

No: olvidar el relleno y dejarlo en el pavo. Es un caldo de cultivo para las bacterias.

Salsa de arándano

Se conserva por: 10 a 14 días

Puedes seguir agregando esa deliciosa salsa de arándano casera o comprada a tus sándwiches hasta por dos semanas si se mantiene refrigerada en un recipiente hermético.

Sí: refrigera la salsa de arándano casera dentro de las dos horas posteriores a la cocción. Si deseas hacer más y congelar, durará hasta dos meses.

No: comer si hay un olor desagradable, sabor o apariencia (especialmente moho).

LEE: De Jennifer Aniston a Oprah, así celebraron los famosos el Día de Acción de Gracias

Guiso de habichuelas, macarrones con queso y pudín de maíz

Se conserva por: 3 a 5 días

Guisos de habichuelas y maíz y platos de pasta cocida suelen durar de 3 a 5 días cuando se almacenan adecuadamente en la nevera. Lo mismo ocurre con las verduras asadas, la col rizada y otros platos favoritos de la cena de Acción de Gracias.

Sí: asegúrate de guardar cualquier plato que contenga mayonesa dentro de las dos horas posteriores a haberlo preparado o servido.

No: congelar cualquier ensalada de macarrones (o ensaladas de huevo, pollo, jamón o atún), dice el señala el USDA. Simplemente no saben bien después.

Pan, panecillos y croissants

Se conserva por: aproximadamente una semana

Sí: deja los rollos sobrantes y otros panes del Día de Acción de Gracias envueltos en plástico en la despensa; deberían estar bien por una semana. Para que duren más tiempo, envuélvelos en papel de aluminio y déjalos en una bolsa para congelar por hasta 3 meses.

No: poner los panes en el refrigerador para ayudarlos a durar más, simplemente se secarán.

Tartas de calabaza, nueces y frutas

Se conserva por: 3 a 4 días

Las tartas de calabaza y nueces, o cualquier otro pastel con relleno a base de huevo como el de chocolate, se mantendrán durante 3 o 4 días si se refrigeran dentro de las dos horas posteriores a su preparación o a cuando fueron servidos.

La regla también aplica a los pasteles comprados en la tienda: una vez que los hayas cortado, deben refrigerarse.

Sí: considera congelar pasteles de calabaza, nueces y frutas. Si están firmemente en papel de aluminio o plástico se conservarán durante casi 3 meses. Descongelar antes de calentar para comer.

No: congelar pasteles como natillas.

Pasteles y bizcochos

Se conserva por: hasta una semana en la nevera

Los pasteles y bizcochos se pueden dejar a temperatura ambiente en la mesa hasta por 2 días; querrás cubrirlas holgadamente con una envoltura de plástico para mantenerlas húmedas. Si se ponen en la nevera, se mantendrán frescos hasta por una semana.

Sí: asegúrate de que las rebanadas congeladas estén en recipientes herméticos; durarán de 2 a 3 meses.

No: mantener los pasteles con glaseados o rellenos a base de lácteos sobre la mesa después del postre. Necesitan ir inmediatamente a la nevera.

Jacqueline Howard de CNN contribuyó a esta historia.

CNN