Skip to Content
Noticias

REPORTAJE ESPECIAL: Diabetes en la Costa Central

Delia Santos, residente de Salinas, se enteró que padecía de diabetes durante su embarazo en 2013.

“Desafortunadamente tuve un aborto espontáneo pero puedo decir que gracias a este embarazo pude saber”, dijo Santos.

Es importante notar que hay varios tipos de diabetes.

Prediabetes: este se presenta cuando los niveles de azúcar son más altos de lo normal pero no lo suficientes para ser considerado diabético.
Tipo 1: Cuando el páncreas no genera nada de insulina, una hormona que regula los niveles de azúcar.
Tipo 2: El más común y es cuando el páncreas no genera suficiente insulina.
Gestacional: Cuando las hormonas del embarazo provocan que no funcione bien la insulina.

Santos, fue diagnosticada con diabetes tipo 2, dijo que debido a su condición, este año tuvo que comenzar a inyectarse insulina.

“Nuevamente tuve un embarazo y mi doctor se dio cuenta que mi ac1 estaba elevado”, dijo Santos.

Esto provocó que sufriera otro aborto.

“Volví a perder al bebé pero ahora puedo tener un poco más de control en mi cuerpo gracias a la insulina”, dijo Santos.

Y aunque dijo que esta hormona ha mejorado su calidad de vida, aseguró que en muchas ocasiones se ha visto entre la espada y la pared debido al alto costo del tratamiento.

“Es como pagar una renta de un cuarto un pago de tu carro el salir con tu familia comprarle tal vez a tus hijos ropa, libros”, dijo Santos.

Ella dijo que desafortunadamente no cuenta con un seguro médico que cubre todo.

“Es muy costoso el tener dos ampolletas son más o menos 500 dólares y solamente dura 28 días”, dijo Santos.

Por lo que ha tenido que recurrir a otra alternativa para sobrevivir: comprar insulina en México.

“Una botella que cuesta aquí $300 dólares ahí cuesta $30, 10 veces más caro aquí”, dijo Santos.

Desgraciadamente, Santos es solo una de millones de personas en el país que padecen de la llamada “epidemia de diabetes” y que batallan para pagar el alto costo de los tratamientos.

En el Condado de Monterey, uno de cada ocho residentes tiene diabetes, esto según un estudio publicado en 2016 por investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles.

“Uno de los mayores obstáculos yo pienso que es la educación a veces no se enteran de las diferentes maneras de cómo cuidarse y ayudarse y no saben también acerca de los recursos que están disponibles para ellos”, dijo Mirella López, Nutricionista y Educadora del Centro de Diabetes y Endocrinología del Sistema de Hospitales Salinas Valley Memorial.

Y la población hispana es la que más se ve afectada, según López.

“Yo pienso que porque las costumbres han cambiado bastantes ahora están expuestos a comer mucha comida chatarra tienen una vida muy apresurada, menos ejercicio”, dijo López.

López agregó que por esta misma razón, cada vez hay más jóvenes siendo diagnosticados con diabetes.

“Antes se miraba que los pacientes de diabetes eran de la edad de mi abuelita en los 70 80 y ahora es más común mirar diabetes en personas de 20, 30, 40 años”, dijo López.

En California, uno de cada tres jóvenes adultos tiene prediabetes.

“Una de las razones también por la cultura como ha cambiado”, dijo López.

López agregó que está consciente de los altos costos de la insulina, y dijo que aunque existen opciones más económicas, por ejemplo Walmart, en donde se puede comprar por $25, ella no piensa que es la mejor opción.

“También la insulina que van a estar agarrando quizás no sea la mejor, es lo que va a pasar y entonces el progreso de su mejoría no va a ser igual que una persona que puede costear la insulina que es la mejor que está ahorita al corriente”, dijo López.

Por eso dijo que existen otros recursos disponibles para las personas que no pueden cubrir los gastos de su tratamiento.

“Como el programa de Medtronic que tiene la pompa 670g ellos tienen un programa que si tú te inscribes ellos te pueden ayudar a hacer el pago mensual o ayudarte para que los pagos sean mensuales”, dijo López.

También existen tarjetas de descuento.

A parte de obtener la insulina apropiada, López recalcó la importancia de prestar atención a los síntomas, ya que una prediabetes se puede revertir.

“Si un paciente tiene que ir mucho al baño, orinar bastante con frecuencia, demasiada sed, demasiada hambre, demasiada fatiga, eso es razón para ir y decir algo no está bien y que vaya con el doctor para ver si sus niveles de azúcar están bien”, dijo López.

López dijo que la diabetes no tiene que ser un símbolo de muerte o una complicación.

“No hay ninguna razón por la cual alguien pierda la vista tenga una amputación pierda los riñones porque si tú lo cuidas luego se puede evitar”, dijo López.

López dijo también que es importante cuidar su alimentación y llevar una vida activa.

“No olvidarnos de comer nopalitos, lentejitas, frijoles, habas, garbanzos esos son granos integrales que son parte de nuestra cultura y que también pueden ser buenos por su contenido de fibra y sus vitaminas y minerales”, dijo López.

Pero para Santos… Lo más importante es escuchar tu cuerpo.

“Que se cuiden las personas que piensen en su salud más los hispanos. En mi caso no era de ir al doctor solamente cuando estaba en el parto con mi hija. Pero no lo dejen, no lo dejen si no pueden ir una vez al año, por lo menos una vez cada dos pero no lo dejen a largo tiempo 3 4 años porque fue la razón por la que estoy aquí ahora”, dijo Santos.

T23

KION546 News Team

Comments

Leave a Reply