Skip to Content

¿Cuánto se ha extendido la ultraderecha en Europa en los últimos años?

Germán Padinger

(CNN Español) — La victoria de una coalición de ultraderecha en las recientes elecciones en Italia marca la llegada del extremismo al gobierno de uno de los países más importantes de Europa.

Con estos resultados, Giorgia Meloni, la líder euroescéptica del partido Hermanos de Italia —que reinvindica al dictador Benito Mussolini—, se convertiría en primera ministra.

Giorgia Meloni gana las elecciones en Italia y será la primera ministra más ultraderechista del país desde Mussolini

Con el lema “Dios, patria y familia”, Meloni, de 45 años, lideró una campaña basada el euroescepticismo —es decir el rechazo a la Unión Europea— y las políticas contra la inmigración, y también ha propuesto reducir los derechos de la comunidad LGBTQ y el acceso al aborto.

Su ascenso marca el más reciente avance de la ultraderecha en Europa —cuya agenda euroescéptica, contra la inmigración y socialmente conservadora parece trascender las fronteras—, la cual se ha estado extendiendo en los últimos años por todo el continente y especialmente desde la crisis de los refugiados de 2015.

Militantes asisten el 22 de septiembre de 2022 a un mitin conjunto de los partidos de derecha italianos Hermanos de Italia (FdI), la Liga (Lega) y Forza Italia en Roma, (Crédito: ANDREAS SOLARO/AFP vía Getty Images)

Este es un vistazo a ese crecimiento.

Italia

Hermanos de Italia, liderado por Meloni, obtenía al momento el 26% de los votos en las elecciones generales de este domingo, de acuerdo con el conteo preliminar. Sus principales aliados, La Liga, de Matteo Salvini, y Forza Italia, del ex primer ministro Silvio Berlusconi, lograban el 9% y 8%, respectivamente.

Con estos números, la coalición de ultraderecha se encaminaba a obtener el 44% de los votos y lograr de esta forma designar al futuro primer ministro, un enorme éxito especialmente para Meloni, cuyo partido obtuvo apenas el 4,5% de los votos en las anteriores elecciones de 2018.

Es un avance impresionante para esta joven política.

Meloni fue una de las fundadoras en 2012 de Hermanos de Italia, una escisión del Movimiento Social italiano, un partido fascista fundado en 1946 por seguidores de Mussolini.

El Día X: cuando la ultraderecha aspira controlar la sociedad 0:45

En tanto sus socios en la coalición, Salvini y Berlusconi, han dominado la política de derecha en el país en los últimos años, y Meloni incluso formó parte del gobierno de Berlusconi.

Suecia

A comienzos de septiembre el partido Demócratas Suecos sorprendió al convertirse en la segunda minoría en el país tras sus buenos resultados en las elecciones generales.

De raíces neonazis, Demócratas Suecos tendrá un papel importante en la política sueca de ahora en más.

Su popularidad, como la de tantas otras fuerzas de ultraderecha en Europa, se disparó a partir de la crisis migrante de 2015, cuando varios países europeos —entre ellos Suecia— decidieron abrir sus puertas a los refugiados que escapaban de las guerras en Siria y Yemen y el hambre, generando tensiones.

Demócratas Suecos había logrado apenas el 5,7% de los votos en las elecciones de 2010, pero creció a 12,9% en 2014 y a 17,2% en 2018, después de la crisis. Y en septiembre trepó al 20,5%, llegando al segundo puesto por detrás de los socialdemócratas.

Hungría

En el poder desde 2010, el primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ha construido una base de poder precisamente gracias a sus políticas en contra de la inmigración, que le han generado el apoyo de los votantes de ultraderecha, y coartando a la oposición.

Así fue la retórica anti-inmigratoria de Hungría en UE 1:38

Y, a medida de la crisis migrante se normalizaba, Orban y su partido Fidesz han puesto la atención en los miembros de la comunidad LGTB: en las elecciones generales de abril, su gobierno también celebró un controversial referendo para prohibir la educación sobre orientaciones sexuales en las escuelas, una medida considerada por algunos sectores como discriminatoria.

Fidesz volvió a ganar en esas elecciones: logró el 53% y apuntaló a Orban, aunque el referendo no alcanzó el nivel de participación requerido para que fuera válido.

Las relaciones entre Budapest y Bruselas, en este contexto, han sido muy tensas. En febrero, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea abrió el camino para restringir el envío de fondos a Hungría por incumplir estándares europeos, especialmente añ imponer controles políticos sobre el sistema judicial y los medios de comunicación y restringir derechos básicos.

Y la buena relación de Orban con Vladimir Putin, el presidente de Rusia ahora enfrascado en su invasión de Ucrania, ha tensado aún más esas relaciones.

Polonia

Polonia también fue alcanzada por la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, y podría sufrir restricciones a los envíos de fondos de parte de la UE para programas de salud pública, digitalización y cuidado del medio ambiente.

“Hungría y Polonia han retrocedido rápidamente en cuanto a la libertad de prensa, la independencia de los jueces y el derecho a la protesta”, declaró Amnistía Internacional.

Antiguas repúblicas comunistas que sufrieron tras el colapso de la URSS en 1991, ambos países se han beneficiado de la ayuda económica desde su ingreso a la Unión Europea en 2004.

En el caso de Polonia, el partido de derecha Ley y Justicia gobierna desde 2015 y su actual primer ministro es Mateusz Morawiecki.

Francia

Detrás de las victorias de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales de 2017 y 2022 en Francia, aparece la sombra de la ultraderechista Marine Le Pen, del Frente Nacional, que llegó a la segunda vuelta en ambas ocasiones.

Le Pen obtuvo el 34% de los votos en 2017 (frente al 66% de Macron), y trepó al 41% en 2022 (frente al 59% de Macron), consolidando su posición como alternativa y estrechando la distancia.

Actualmente Le Pen, de 53 años, es miembro de la Asamblea Nacional de Francia por Calais, la ciudad costera frente al Reino Unido donde se concentran los inmigrantes que se dirigen a Gran Bretaña.

Liderazgo de Macron en Francia estará a prueba en elecciones legislativas 4:57

Le Pen se opone a la migración –y especialmente a la influencia del islam en Francia–, es euroescéptica y defiende un nacionalismo económico, afirmando que representa a las clases trabajadoras francesas que han sufrido a raíz de la globalización y el progreso tecnológico.

También ha sido una vocal admiradora de Putin, y se opone fuertemente a la OTAN, de la que Francia es uno de sus pilares.

La situación en otras partes de Europa

Los partidos de ultraderecha se han consolidado en casi todo el continente, aunque en todos los países están tan cerca de posiciones de poder.

En Alemania, el partido Alternativa para Alemania (AfD) creció vertiginosamente con su agenda contra los migrantes y la Unión Euriopea hasta convertirse en 2017 en la tercera fuerza. Aunque desde entonces su influencia se ha reducido: actualmente la quinta fuerza en el Bundestag, el parlamento alemán, con 79 bancas.

Mientras que en España el partido Vox, también de agenda ligada a la ultraderecha, es actualmente la tercera fuerza en el Congreso de los Diputados, con 52 bancas.

Y en Austria, el Partido de la Libertad de Austria (FPÖ) es la cuarta fuerza en importancia, con 30 bancas. Su popularidad, sin embargo, viene a la baja: en las últimas elecciones obtuvo el 17,3% de los votos, mientras que en 2017 había logrado el 26% y un espacio en la coalición de gobierno, que luego se disolvió en 2019.

Con información de Kara Fox, Antonia Mortensen, Barbie Latza Nadeau, Nicola Ruotolo, Sharon Braithwaite y Valentina DiDonato.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: CNN - Spanish

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KION 46 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content